XVII Conversación Clínica del ICF-E

Presencia del analista en la cura

Con la participación de Jacques-Alain Miller

BARCELONA, 4 Y 5 DE MARZO DE 2017

Carmen Cuñat Rosa-Alba-Zaidel
Por Carmen Cuñat y Rosa-Alba Zaidel

Cuando cesan la asociaciones libres del paciente, siempre puede vencerse asegurándole que se halla bajo el dominio de una ocurrencia referente a la persona del médico, afirmaba Freud (1), quien planteaba la transferencia como motor y, a la vez, obstáculo de la cura.

En un principio, Freud concibe el surgimiento de la presencia del analista como falsa conexión, una repetición con el analista de las relaciones pasadas con los objetos primordiales y de las pasiones que conllevan: el amor, el odio. Sin embargo, atisba en la transferencia un lugar propicio para hacer actuales y manifiestos los impulsos eróticos y olvidados de los enfermos (2), que están en la base de los síntomas. ¿Qué significa esto sino que el analista encarna un efecto de presencia del Otro del lenguaje poco común?

Bajo el amor de transferencia que pide, y puede llegar a ser muy exigente, está la pulsión que no pide porque se satisface en silencio, acaso se muestra como una demanda silenciosa de satisfacción. Esta satisfacción silenciosa de la pulsión en la transferencia es algo tomado de la presencia efectiva del analista, encarnada en el aquí y ahora de la sesión. La tesis de Lacan es que la presencia del analista implica la puesta en juego de la realidad sexual del inconsciente, es decir, de la actuación pulsional, que busca un complemento en el Otro; un Otro encarnado porque hay un lazo con el Otro del significante (alienación) y hay también un lazo con la presencia del Otro, porque para hacerse ver, oír, chupar, cagar – dialecto propio de la pulsión – se necesita un Otro presente, de carne y hueso. De ahí la advertencia freudiana: nadie puede ser vencido in absentia o in effigie (3).

¿Vencer? Sí, vencer la satisfacción silenciosa de la pulsión que se sustrae a la demanda. ¿Cómo incide la pulsión en la transferencia? Es ésta una demanda de ser, de curarse de la falta de ser. Ahí donde el saber no responde, donde el saber se declara incapaz, la pulsión interviene en silencio. Por ello puede pasar desapercibida, no pide consentimiento, más bien sustrae algo al Otro en ese gozar de hacerse ver, oír… Más vale que el analista sepa qué tipo de objeto pulsional hace surgir su presencia en el analizante, es decir, que gracias a su propio análisis esté advertido de la realidad sexual del inconsciente, por lo que Lacan insistirá en que la resistencia está más bien del lado del analista.

De la actualización de la realidad sexual del inconsciente depende poder dar cuenta del ser del analizante. El ser del sujeto no entra en el conjunto de los significantes, de las identificaciones, para representarse, por eso el analizante busca su ser en el analista como objeto para completarse y ser, a la vez, objeto del analista para completarlo, volviéndose así el analista un tapón. Es su responsabilidad quitar el tapón transferencial con su acto con el fin de permitir el advenimiento de las asociaciones hasta el final.

La presencia del analista convoca el objeto (a) que está en juego en la causación del sujeto, con el cual está articulado el fantasma del analizante, poniendo así límite a la indeterminación subjetiva, al blablablá del significante, para mostrar su determinación por el goce.

Lacan dirá más tarde que el analista se hace semblante de objeto (a) porque éste sólo se puede captar bajo la forma de la presencia corpórea del analista – es así que la materialización de la pulsión no se puede obtener con un análisis realizado por teléfono o por Skype. El cuerpo del analista está en juego en la medida en que está atravesado por los significantes del analizante. El analista no tiene forma, es el fantasma del paciente el que se la da y le otorga un sabor. La disciplina del analista es quizás aprender a ser sin sabor propio, de manera que el paciente pueda experimentar los sabores de su vida paladeando al analista. Lo soso podría ser entonces el ideal del analista (4). Esto es lo que llamamos el analista-objeto (a).

Interpretar en la transferencia y no la transferencia supuso una rectificación sin igual de la práctica. La manera de contrariar el despliegue del sentido por medio del corte de la sesión permite hacer visible la pulsión y muestra cómo la cadena de sentido comporta el goce silencioso de la pulsión separado del Otro de la demanda de amor. No se trata de cortar la rama del árbol que trae consigo lo real del goce. Si la transferencia es aquello que de la pulsión aparta la demanda, el deseo del analista es aquello que la vuelve a llevar a la pulsión (5). Es el deseo del analista apuntando a diferenciar el objeto (a) del ideal en el cual se ampara, el que permite contrariar la transferencia pues ésta es demanda de amor que lleva a la identificación, fundamento de toda organización sectaria, regida por idénticos ideales.

En su última enseñanza, Lacan insistirá en la opacidad del goce que resiste al sentido y en su imposible negativización. Hablará de parlêtre más que de sujeto del inconsciente y de objeto, para abundar en el hecho de que fundamentalmente el ser hablante goza porque tiene un cuerpo y el analista no está exento de ello. En uno de sus últimos cursos, J.-A. Miller señalaba que no es con el pretexto de que hace interpretaciones que el analista se va a tomar por el sujeto del significante. Queda algo que se llama su presencia, que no puede ser simplemente una nota al pie; además, está presente, porque aporta su cuerpo (6). Cabe plantearse cómo interviene en el proceso analítico el goce mismo del analista, su alegría, su desinterés, su entusiasmo, su aburrimiento.

Si bien, la presencia del analista, como vemos, convoca en la experiencia analítica lo pulsional, la realidad sexual del inconsciente, lo real del goce y pone en juego incluso el goce del analista, cabe preguntarse cómo hacer en aquellos casos en los que esa presencia resulta invasora, persecutoria o despierta fenómenos de enamoramiento que hacen inviable la prosecución de la cura por la palabra. Lacan nos invitaba a no retroceder frente a la psicosis y dio varias indicaciones al respecto. A cambio, la psicosis nos ha enseñado a concebir el síntoma mismo como una invención del sujeto que hace posible el lazo con el Otro. Se impone en todos los casos un trabajo preliminar que permita cernir bien la defensa del sujeto frente a la presencia del Otro y, en su caso, ser dócil a esa defensa.

(1) S. Freud, “Sobre la dinámica de la transferencia”, en O.E., Vol III, Barcelona, RBA 2006 p. 1649 (2) S. Freud, ibíd, p. 1653 (3) S. Freud, ibíd, p. 1653 (4) J.-A. Miller, Introducción a la clínica lacaniana, RBA, Barcelona, 2004, p. 339 (5) J. Lacan, El Seminario, Libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis Ed. Paidós, p. 281 (6) J.-A. Miller, Sutilezas analíticas, Buenos Aires, Paidós 2011, p. 250

CON LA PARTICIPACIÓN DE

Jacques-Alain Miller

Jacques-Alain Miller
Psicoanalista. Miembro de Escuela (AME) de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP) y de la École de la Cause Freudienne (ECF). Director del ICF-España y del Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París 8.

COORDINACIÓN DEL DEBATE DE CASOS CLÍNICOS

Carmen Cuñat Rosa-Alba Zaidel
Carmen Cuñat
Licenciada en Psicología por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Analista-Miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis. Docente del Nuevo Centro de Estudios de Psicoanálisis del Instituto del Campo freudiano. De 2010 a 2012 Presidenta de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo freudiano. De 2012 a 2016 Miembro del Consejo de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.
Rosa-Alba Zaidel
AME Licenciada en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Colaboradora de la Sección Clínica de Barcelona, ICF.

PRESENTACIÓN DE CASOS

Carmen Carceller Gustavo Dessal Amanda Goya Manuel Montalbán Marta Serra Jorge Sosa
Carmen Carceller
Psicoanalista A.M.E. Miembro de la ELP y de la AMP.
Gustavo Dessal
AME de la AMP y la ELP. Docente del Instituto del Campo Freudiano en España
Amanda Goya
AME de la ELP y de la AMP. Docente del Instituto del Campo Freudiano, docente del Nucep de Madrid.
Manuel Montalbán
Psicoanalista, miembro de la ELP y AMP. Profesor de antropología social de la Universidad de Málaga, docente del ICF.
Marta Serra
Licenciada en Psicología clínica. Psicoanalista. Miembro (AME) de la ELP y de la AMP. Forma parte del equipo clínico de la Institución Balmes, Centro de día para niños psicóticos y autistas. Actualmente co-coordinadora de la Sección Clínica de Barcelona.
Jorge Sosa
Miembro de la ELP-AMP. Especialista en Psicología Clínica. Psicólogo en el CSMIJ de Nou Barris. Supervisor de los Servicios Sociales de Rubí y en el CDIAP de El Prat. Ejerce como psicoanalista en Barcelona y en Sant Boi de Llobregat. Co-coordinador del Grupo de Investigacion El niño y el adolescente en el discurso analítico del ICF.

COMISIÓN DE ORGANIZACIÓN

Mercedes de Francisco Xavier Esqué Mónica Marín Rosa-Alba Zaidel
Mercedes de Francisco
AME. Psicóloga clínica. Psicoanalista, miembro de la ELP y AMP. Docente y Co-cordinadora del Nucep ICF. Madrid.
Xavier Esqué
AME y AE (2003-2006). Psicólogo especialista en Psicología Clínica. Docente de la Sección Clínica de Barcelona, ICF. Co-coordinador del ICF-E.
Mónica Marín
AME. Psicóloga especialista en Psicología Clínica. Coordinadora del SCFBI. Do-cente en el ICE. Co-coordinadora del ICF-E.
Rosa-Alba Zaidel
AME Licenciada en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Colaboradora de la Sección Clínica de Barcelona, ICF.

COMISIÓN BIBLIOGRÁFICA

Comisión bibliográfica
Ruth Pinkasz (Alicante)
Psicoanalista, Psicóloga. Miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP).
Carolina Salinas (Alicante)
Psicóloga psicoanalista. Docente Instituto de la familia Alicante.
Lorena Oberlin Rippstein (Alicante)
Psicóloga, Psicoanalista. Coordinadora del Grupo de Investigación sobre infancia y adolescencia en Alicante.
Adrián Buzzaqui (Alicante - Madrid)
Psicoanalista. Socio de la sede de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis-Madrid.
Trinidad Cámara Palop (Murcia)
Psicoanalista, Psicóloga del Centro de Salud Mental de Adultos Infante del Servicio Murciano de Salud de la CARM.
Mari Cruz Alba Castaño (Murcia)
Psicoanalista. Psicóloga.

PREPARACIÓN ON-LINE Y PÁGINA WEB

Rosa Mª Calvet i Romaní
Rosa Mª Calvet i Romaní
AME. Miembro de la ELP- Sección de Catalunya. Docente del Instituto del Campo Freudiano.

COORDINADORES

Instituto del Campo Freudiano de España. Red de Formación Continuada en Clínica Psicoanálitica

SÁBADO, 4 DE MARZO

  • 14:30 h Recepción
  • 15 h Conversación
  • 19 h Cóctel-Cena

DOMINGO, 5 DE MARZO

  • 9:30 a 13:30 h Conversación

SEDE DE LA CONVERSACIÓN CLÍNICA

Centro de convenciones AXA – Auditorio
Av Diagonal 547
Barcelona
Ver en Google Maps

HOTELES EN BARCELONA

CONVERSACIÓN ON-LINE

NOVEDADES DE LA SEMANA

Semana del 16 al 22 de enero de 2017

Flashes

  • Margarita Álvarez

    La cita que me piden comentar está en el capítulo titulado "A mortal coil", que recoge una intervención homónima de Vicente Palomera en Italia durante su periodo de enseñanza como analista...

  • Santiago Castellanos

    Esta referencia bibliográfica corresponde al texto publicado en Escritos 2 de Jacques Lacan "La dirección de la cura y los principios de su poder" de 1958. Corresponde al apartado V del texto...

  • Rosa López

    Es importante situar esta frase en el contexto histórico en el que fue dicha, tal y como nos precisa el adverbio temporal "ahora",  que remite a la actualidad del psicoanálisis en 1958. En...

  • Estela Paskvan

    El párrafo citado corresponde a la intervención de Eric Laurent en el curso de Jacques-Alain Miller el 10 de marzo de 1999. Es más, es así como concluye esta intervención conocida como "El...

  • Hebe Tizio

    La cita la extraigo de una primera edición bilingüe que realizó la Escuela Brasilera de Psicoanálisis-Bahía en 1995, dado que el seminario de Miller se realizó allí en 1991.

    La ...

  • Mónica Unterberger

    Una primera indicación se me impone. Lacan se ocupo de diversos modos de precisar lo que del analista, interviene en su acto: al principio, lo designó deseo de analista, más tarde lo precisó...

Una pregunta a...

  • Joaquín Caretti Ríos

    Efectivamente, en dicho texto Freud se pregunta por qué la transferencia aparece como la más fuerte resistencia al tratamiento cuando esta es reconocida como la más poderosa palanca del...

  • Eduard Gadea Gambús

    La cita lacaniana de la cual surge la pregunta corresponde al inicio del apartado 3 del capítulo XVI y último del Seminario XIX, …o peor, en su traducción castellana, que lleva...

  • Beatriz García Martínez

    En el primer Lacan la presencia del analista es la presencia del oyente, que opera como el resorte de una dialéctica intersubjetiva. En su texto "Intervención sobre la transferencia", de 1951,...

  • Lierni Irizar Lazpiur

    La formulación de esta pregunta me plantea más interrogantes que respuestas: ¿la presencia del analista es variable según el momento del análisis o depende de otros factores como la...

  • Antonio Lorente Gracia

    Estas cuestiones que propone Carolina, haciendo uso de las orientaciones trazadas por Miller en la Conclusión de PIPOL V (2011) hablando acerca del concepto de Salud Mental en Psicoanálisis,...

  • Juan Carlos Tazedjián

    La aparición en las preguntas de los términos presencia transferencia, supone- acertadamente- que hay una articulación entre ambas. Para poder entrar en tema con mayor...

Bibliografía

Semana del 23 al 29 de enero de 2017

Flashes

  • Miriam Chorne

    Para comentar la frase propuesta en relación al tema de la próxima Conversación Clínica sobre la presencia del analista es necesario situar -como nos ha enseñado a hacer Jacques-Alain...

  • Eugenio Díaz

    Presencia y  función del analista

    Una analizante insaciable… en la búsqueda de signos de amor en los hombres, requiere por su exigencia pulsional -que le remite cada vez a un...

  • Vicente Palomera

    Es preciso recordar que este interesante párrafo elegido por Ruth intenta responder a preguntas tales como ¿por qué no hacer una análisis por escrito? ¿se puede hacer un análisis por...

  • Francesc Vilà

    Comentario libre de Francesc Vilà. Sobre la abstinencia de saber sobre el goce del analizante.

    La referencia clásica remite a la propuesta técnica de Freud de reducir, en la medida de...

Una pregunta a...

  • Marga Auré

    Eric Laurent continúa con La batalla del autismo el combate que prosigue desde hace años en defensa del psicoanálisis en el tratamiento del autismo y por el respeto de la libertad de...

  • Carmen Campos Bernal

    El testimonio de pase de Antonella del Mónaco1, nos ilustra sobre este punto, nuestra colega de la SLP nos dice que en su segundo análisis "fue esencial la función de encarnación del...

  • Myriam Chang

    El saber no está hecho para "una pretendida humanidad" constata Lacan. Y no está hecho para ella, porque no la desea. No obstante, no hay analista si ese deseo de saber no le adviene. "El...

  • Lidia Ramírez

    Agradezco esta pregunta porque me ha hecho releer estas páginas sumamente lúcidas del Seminario XI que tratan sobre ese "hermoso término", como Lacan lo llama en la p. 131, que es...

  • Celeste Stecco

    En la clase del 15 de abril de 1964 Lacan se propone hablar de la Transferencia. Introduce su clase leyendo lo que pone la caja de cerillas que le acaban de regalar: "el arte de escuchar...

Entrevistas

Bibliografía